Compromiso con el medio ambiente

Los frutales les enseñaron la virtud del equilibrio a nuestros antepasados. Ese respeto por los ciclos, los ecosistemas y la naturaleza toda, es legado de nuestros padres, pero es el olivo el que nos reaviva en esa búsqueda cada día cuando sale el sol. Naturalmente, uno de los pilares de nuestra empresa, es el cuidado del medio ambiente. Por eso trabajamos mano a mano con nuestra tierra. 

Los desechos del primer prensado, en vez de reprocesarlos, los distribuimos en los montes con el fin de devolverle a la tierra parte de los nutrientes que le quitamos en la cosecha. 

También contamos con una caldera ecológica, diseñada especialmente para funcionar sin el uso de combustibles fósiles. Son los residuos de la poda y madera, quienes calientan el agua utilizada en el lavado de nuestra almazara. 

Por otra parte y gracias a la ubicación geográfica privilegiada, minimizamos el uso de agroquímicos y, cuando los utilizamos, optamos por aquellos de origen orgánico.