Un fruto, diversas calidades

El aceite de oliva vírgen es el que se extrae de las aceitunas únicamente por procedimientos mecánicos, sin procesos ni aditivos químicos. Lo que así se obtiene es el jugo oleoso de la aceituna, 100% natural.

El aceite de oliva que se obtiene por este método es sometido a diversos análisis físico-químicos y sensoriales cuyos resultados indican diferentes calidades que los clasifican en:

Aceite de oliva vírgen extra: es el aceite de mayor calidad, se caracteriza por presentar sensaciones organolépticas de frutado, amargo y picante positivos y cero defectos y un porcentaje de acidez máximo de 0.8 e índice de peróxidos máximo de 20 meq. de oxígeno activo/Kg de aceite.

Aceite de oliva vírgen: es un aceite de calidad que tiene algún leve defecto que si bien no requiere un proceso de refinado, tampoco logra la clasificación máxima " extra". Presenta un porcentaje de acidez máximo de 2,0 e índice de peróxidos máximo de 20 meq. de oxígeno activo/ Kg de aceite.

Aceite de oliva vírgen lampante: es un aceite defectuoso, no apto para el consumo humano, por lo que debe ser refinado a través de un proceso químico y térmico. Presenta un porcentaje de acidez mayor a 3,3 e índice de peróxidos mayor a 20 meq. de oxígeno activo/ kg de aceite.

Luego de refinado se le agrega un porcentaje de aceites de oliva vírgenes, aptos para el consumo, que le confieren aroma y sabor. Es el Aceite de oliva, nombre con el que lo encontramos en el mercado

Sólo los aceites de oliva virgen extra y vírgen se consumen en su estado 100% natural, sin proceso de refinado alguno, y por lo tanto contienen un nivel de antioxidantes y de otros compuestos altamente beneficiosos para la salud que no encontramos en ningún otro aceite.

También realzan el sabor y aroma de los alimentos de forma inigualable de tal forma que ayudan a consumir otros productos imprescindibles para la salud como son las verduras y cereales porque los vuelve más apetecibles.

Los aceites de oliva refinados son especialmente adecuados para la s frituras, ya que los procesos químicos a que fueron sometidos no disminuyen sus propiedades para esa finalidad.